Cómo mejorar la productividad en tu empresa

In Septiembre 30, 2014
3005 Views

A continuación, os facilitamos consejos para mejorar la productividad en una empresa, ya sea una pyme, startup o una gran compañía. Existen varias tendencias que están demasiado extendidas en las compañías a pesar de que son graves errores. Situaciones que no se resuelven, por entender que no son tareas prioritarias. En realidad, el no prestar atención a los siguientes consejos, impedirá aumentar la productividad y la eficiencia de los trabajadores de tu empresa, o de tu equipo, en el caso de que dirijas un área concreta.

Tareas infravaloradas en la gestión empresarial

–          Delegar.

–          Dar feed back.

–          Eliminar la multitarea dentro de una organización.

Cómo mejorar la productividad y la eficiencia en una organización empresarial

En cuanto a delegar, es necesario determinar y asignar correctamente las tareas, con el objetivo de que los empleados que son mejores en una determinada cuestión exploten sus habilidades y ofrezcan lo mejor de sí. Un ejemplo simple, pero muy clarificador, sería la distribución de tareas entre secretarias a nivel de idiomas. Si contamos con una recepcionista de llamadas que sabe inglés, dejemos que sea ella la que se encargue únicamente de los clientes angloparlantes, mientras que aquellas secretarias, que son tremendamente resolutivas pero que no saben idiomas, pueden centrares y rendir más con clientes en español. Esto, que aparentemente es una obviedad, debe ser extrapolable a otras cuestiones que no son tan obvias. Conoce bien a tu equipo, indaga sobre quién es mejor en cada tarea, y preocúpate por conocer en profundidad las habilidades de tu equipo para poder delegar y hacerlo con acierto.

Con respecto al feed-back, en muchas ocasiones el líder de una empresa o equipo olvida, o considera poco prioritario, dar respuesta a cuestiones que se plantean en una fase intermedia de una determinada tarea. No hacerlo, dificulta las opciones de éxito de una acción. Siguiendo con el ejemplo de una secretaria, puede que alguna de las recepcionistas te consulte sobre a quién derivar las llamadas cuando “x” empleado no se encuentra disponible. El no responder y dar feed-back a esa consulta, por considerarlo algo irrelevante dentro de tu ‘apretada y cargada jornada laboral’ puede hacer que se pierdan clientes porque no se esté derivando a quien corresponde una determinada llamada de teléfono.

Por último, en relación con la multitarea, durante los últimos años se ha extendido la creencia de que los trabajadores deberían tener esta característica. Hasta el punto de que se exigía (y se sigue haciendo) en las ofertas laborales. Grave error. La multitarea es sinónimo de baja productividad, puesto que siempre ofrecerá más rendimiento y eficiencia un empleado centrado en una habilidad que desempeña con destreza y calidad. Si una secretaria coge el teléfono, recibe visitas, atienda emails y gestiona pedidos, es probable que cometa errores en alguna de las tareas, y deje sin atender llamadas importantes o de potenciales clientes.

Hey! Si te ha gustado compárteto. Es sólo un clic! Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

*