Contratar un asistente virtual durante la época estival

In agosto 13, 2019
20 Views

Durante los meses de verano, los autónomos buscan su más que merecido descanso. Sin embargo, irte de vacaciones cuando eres trabajador por cuenta propia puede suponer la pérdida de clientes. Estos se sienten desatendidos y puedes terminar teniendo algún que otro problema. Sin embargo, puedes contratar un asistente virtual durante la época estival para mantener tus contactos activos y no perder clientes.

Sin embargo, también puede producirse el caso contrario. En los meses de verano, muchas empresas y autónomos observan cómo aumenta su volumen de trabajo. Por ejemplo, el sector turístico, hotelero y de transporte experimenta un incremento en el número de interacciones que mantienen con sus clientes. Si como profesional autónomo trabajar tú solo, puedes contratar un asistente virtual para que conteste al teléfono en tu nombre. Estos meses pueden ser toda una oportunidad de negocio y, por ello, tener ayuda profesional puede ser un plus.

Contratar un asistente virtual para mantener tus clientes

Tanto si lo que quieres es irte de vacaciones y descansar como si lo que estás buscando es una ayuda extra para atender los nuevos, contratar un asistente virtual puede ser tu mejor opción.

Frente al posible volumen extra de trabajo, tener una ayuda es siempre más que recomendable. En este sentido, una secretaria virtual puede ser tu mejor opción. Te proporcionará el apoyo que necesitas, contestando en tu nombre y cogiendo los recados que sean necesarios.

Además, puedes establecer ciertas pautas que te faciliten el trabajo. ¡Mucho más personal que un Call Center! La interacción con el cliente debe ser profesional, fluida y capacitiva. En este punto, las exigencias de los consumidores son muy superiores frente a otros momentos. Por eso, es importante tener un servicio integral que te permita trabajar sin perder el volumen de trabajo.

Una de las principales ventajas que tiene contratar un asistente virtual es la omnicanalidad al concentrar las interacciones a través de diferentes canales: teléfono, email, redes sociales o canales web. Todo ello facilita el trabajo, produce un aumento del control y optimiza y agiliza los procesos.