La atención al cliente, el reto para las empresas

In febrero 19, 2019
132 Views

La atención al cliente a través de Internet sigue siendo un reto entre las empresas. Todavía encontramos un abismo entre lo que las empresas ofrecen y lo que están demandando los clientes. Sin embargo, ¿cómo podemos ofrecer una buena atención al cliente por Internet si tan siquiera la ofrecemos por teléfono?

Todavía podemos encontrarnos con que la mayoría de las empresas no ofrecen una buena atención al cliente. Los clientes llaman y se encuentran teléfonos vacíos, falta de atención o esperas interminables. Esto hace que empeore considerablemente su capacidad de respuesta y, por tanto, la opinión de los clientes sobre su servicio.

Las empresas, demasiado lentas o ausentes

Menos de la mitad de las empresas atienden a sus clientes al poco de recibir la llamada. Esto quiere decir que los usuarios se sienten desatendidos y que pueden terminar yéndose con la competencia. La falta de comunicación hace que la imagen empresarial descienda considerablemente.

Una correcta atención al cliente es la clave para ayudar a impulsar un negocio. Los clientes se sienten más comprometidos con la marca y valoran la forma en que son tratados. De esta forma, crean una vinculación muy especial.

Potenciar la atención al cliente por todos los medios es esencial para conseguir una mayor fidelización de los mismos. Por eso, podemos incorporar los servicios de una secretaria virtual que atienda las llamadas por nosotros. Esto hará que se encuentren más contentos y comprometidos con nosotros. Además, también podemos encargarnos de las redes sociales y aportar atención al cliente a través de ellas.

Si consigues potenciar todas las formas de comunicación, conseguirás empresas mucho más comprometidas. Los clientes están demandando la atención de las empresas, pero a estas todavía les cuesta responder.

Es el momento de aprovechar esta situación y ayudar a que los clientes reciban la atención que están buscando. Podemos ayudarlos a cubrir todas las necesidades. Es el momento de conseguir nuevos cambios y seguir avanzando hacia una comunicación mucho más directa.