Combatir la improductividad

In julio 18, 2017
38 Views

A la hora de ponernos a trabajar, parece que tenemos horas en las que trabajamos mucho mejor que otras. Combatir la improductividad dentro de una empresa es una tarea complicada y que muchos no saben cómo conseguir.

Existen ciertos elementos o factores que motivan la improductividad del empleado dentro de la oficina. Debemos tener en cuenta estos factores para tratar de corregirlos y no caer en una mala rutina con malas soluciones.

Factores que motivan la improductividad

Existen varios factores que, ya sean combinados o aislados, propician a que seamos menos productivos y consigan que la jornada laboral se convierta en un infierno.

  • Excesivo trabajo. Tener demasiado trabajo hace que nos agobiemos y eso provoca que trabajemos mal y bajo presión. Una forma de solucionar este problema es delegando tareas. Contratar los servicios de una secretaria virtual puede ayudarnos a estar un poco más liberados en nuestras labores.
  • Mal ambiente y poca comodidad. Un ambiente incómodo, malas sillas, mesas, etc y situaciones molestas para los empleados, hacen que la improductividad aumente. Es muy complicado trabajar si la silla en la que nos sentamos nos hace daño. El ambiente del trabajo debe ser cuidado para que los empleados se sientan muy cómodos.
  • Descansar en la jornada. Todo el mundo tiene derecho a tomarse un descanso y poder despejar un poco la mente. No se puede trabajar ocho horas seguidas sin realizar ningún tipo de descanso. Esto provocará que la vista se encuentre cansada y las personas pierdan las ganas de trabajar, volviéndose más improductivos.
  • Mala organización y planificación. Es importante llevar un orden más o menos claro es muy importante para la productividad. Llevar un planing con las tareas importantes a realizar cada día puede servir para que la gente sea más productiva.

Factores fuera de la oficina

También existen algunos factores que afectan a la improductividad aunque la persona ya no se encuentre en la oficina.

  • Conciliación laboral. Las empresas que dejan más tiempo libre a sus empleados se dan cuenta de que, en las horas laborales, son más productivos que aquellas empresas que obligan a hacer horas extra.
  • Poca flexibilidad. Estableciendo horarios flexibles y teletrabajo conseguimos que los empleados se encuentren más contentos y eso ayuda a disminuir los niveles de improductividad.

En términos generales, dar un buen trato a los empleados y delegar tareas son las claves de conseguir un buen lugar de trabajo productivo.

Hey! Si te ha gustado compárteto. Es sólo un clic! Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter