Preguntas para autoevaluar tu atención al cliente en tu empresa

In enero 2, 2019
21 Views

En el post anterior os hablamos de la importancia que tiene cuidar la atención al cliente dentro de una empresa. Quizás pensaste que tú ya tenías una estrategia orientada al cliente. Sin embargo, comenzamos año nuevo y hemos pensado que es el momento de autoevaluar la atención al cliente que estamos ofreciendo.

Año nuevo, vida nueva, o por lo menos empresarialmente. El cliente cada vez es más importante y, por ello, centrar nuestra estrategia en él debe ser algo completamente primordial. Si tú ya cuentas con una buena atención al cliente, quizás sea el momento de autoevaluar si esto es así. Para ello, te dejamos unas preguntas con las que sabrás qué clase de servicio estás ofreciendo al cliente y, en caso de que fuera necesario, tomar medidas para mejorarlo.

Preguntas para autoevaluar la atención al cliente

Para saber si realmente estás yendo por el camino correcto, puedes plantearte tres preguntas que te darán fácilmente la respuesta. Si esta no es positiva, sabrás dónde estás fallando y qué es lo que tienes que hacer para conseguir cambiarlo.

  • Qué ayuda más a la satisfacción de tus clientes. Son muchas las empresas que deben cuidar diferentes vías de satisfacción. Por un lado, quizás vendas productos y este deba satisfacer a los usuarios, pero también puede ser que tengas un servicio, por ejemplo, el método de entrega. Esto sucede más de lo que imaginas: en restaurantes y tiendas con envíos. Piensa que es importante tanto el continente como el contenido. Por eso, asegúrate de que ambas partes están bien cubiertas.
  • Cómo se comportan tus competidores. Piensa en cuál es el valor añadido de tu competencia. Qué trato están ofreciendo con el producto que ofrecen. Piénsalo todo. Verás cómo rápidamente consigues ver qué es lo que te hace diferente o qué debes mejorar para conseguir que tus clientes estén contentos y felices.
  • La opinión de tus clientes. Lógicamente, este es uno de los puntos más importantes. Haz un seguimiento. Averigua si tus clientes repetirían una compra contigo o un servicio, si te recomendarían… Su experiencia es vital para hacer mejor las cosas y conseguir diferenciarte de los demás.

Con todo esto, contarás con la información suficiente para saber qué es lo que tienes que hacer y cómo debes hacerlo. Poco a poco irás dándote cuenta de cómo está funcionando tu negocio.